Categorías
Orlando Pride

Identificando los errores defensivos de Orlando Pride

Tratamos de entender los errores defensivos de Orlando Pride y tenemos una sola conclusión: son su peores enemigas

No se necesita ser una gran mente futbolística para asegurar que el 2019 para Orlando Pride fue un desastre, en especial en la defensa donde sufrieron sin parar prácticamente todos los partidos. Desde imposibilidad de defender ataques hasta errores de concentración, el equipo de Florida la pasó mal, sumado a que no metían goles a pesar de tener una delantera de renombre.

Además de ser el equipo que más goles recibió (53) superó su xG en contra (50.74) siendo el único equipo en lograr esta no tan querida marca.

Pero, ¿qué pesó más? ¿La inhabilidad o los errores de concentración?

MIREMOS LOS DATOS

En correlación a los goles recibidos, Orlando fue el segundo equipo que más remates permitió (365, promediando 14 por partido). Así también, en el resto de las posibilidades de análisis, terminó el 2019 de manera pálida: fue el equipo que menos % de duelos ganó (58,6%), el segundo con menos intercepciones (1152) y el de menor efectividad en duelos aéreos (38,2), entre otra data que podemos analizar.

LEE MÁS: NC Courage y su contraataque

Pequeño resumen estadístico defensivo entre Orlando y sus oponentes

Pero veamos en video cómo era el estilo de juego y algunos goles que recibieron para ver si simplemente eran superadas o puede deberse a alguna cuestión mental o motivacional.

¿CÓMO DEFENDÍA ORLANDO?

El siguiente ejemplo es uno de mis preferidos al analizar a Orlando. ¿Hay errores defensivos? Si, algunas jugadoras fuera de lugar, pases que no deberían haber sido. Pero, también las jugadoras se ven nerviosas, con miedo de cometer errores y recibir un gol. El partido estaba 1-0 para ellas por lo cual se siente la presión de no perder la ventaja.

Hablando de malas decisiones y una cuestión de falta de confianza, este gol contra Spirit es un gran ejemplo. Nadie presiona, todas retroceden, queriendo mantener una especie de estructura defensiva, pero la jugadora corre con facilidad unos 40 metros y después mete un golazo.

Este ataque del NC Courage dice lo mismo: un equipo timorato con miedo al error. Fijense el movimiento de Ali Krieger, como queriendo ponerle el cuerpo a la delantera pero arrepintiéndose, perdiendo la posición. Claramente tiene miedo de cometer infracción. Lo mismo en toda la acción, hay una falta de ir al 100% para ganar el balón y evitar el gol. ¿Puede terminar en la red? Por supuesto que si pero tienen miedo de ser las responsables.

Los problemas anímicos de Orlando se ahondan si vemos, por ejemplo, cómo le va al equipo cuando va ganando. Estando en posición favorable, los rivales tienen un 100% de efectividad al arco, y que reciba 1 gol de promedio nos dice que nunca estuvieron con un gol de ventaja. En situación de ventaja tampoco sabe ampliar la diferencia, con apenas un 29,7% de remates a favor en dirección a puerta

Perdiendo tampoco la situación es mejor, donde el % de remates en contra a puerta es altísimo. pero se ahonda la cantidad de goles recibidos.

Orlando no sólo es superado por los rivales – es algo que no hay que dejar de lado y no quitarle mérito a las otras jugadoras – sino que son su propia peor enemigas. Orlando sólo logró en 4 partidos dejar a su rival con un xG en contra de menos de 1.

El miedo a ser “la responsable” de cometer el error, a la razón por la cual el gol se convirtió, ha roto a este equipo mentalmente. En parte la incorporación de Moore y Sonnett deberían ayudar un poco a tener más decisión y agresividad, pero donde más tiene que trabajar Skinner no es en lo futbolístico, sino de crear un ambiente positivo y de confianza para sus jugadoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *